General

La educación encierra un tesoro

Educación a lo largo de la vida Conviene recordar las etapas clásicas de la educación y aún más dejarse seducir por su secuencia:

“Primero están las etapas iniciales, la del novicio al que se enseñan las reglas y la del aprendiz a quien se le enseña a comprender el contexto relevante de lo que aprende.

Luego vienen las etapas intermedias, la del individuo competente, a quien se entrena para que elija la perspectiva justa que le permita seleccionar lo importante,  controlar la ansiedad que acompaña al exceso de información; la del individuo verdaderamente eficiente, a quien se le acostumbra a decidir; y la del experto, quien se habitúa a decidir correctamente para ser capaz de responder a una situación rápidamente y sin titubeos.

Y se termina con las etapas finales: la del maestro, capaz de desarrollar un perfil y un estilo propio; y la del sabio, que comprende el sentido, o el sin sentido del mundo en que está, y a comparar mundos posibles”. (Pérez-Díaz, V ).

Estándar