Actualidad, Comunicación, Patrocinio y Mecenazgo

Tiempo de cervezas

La marca de cava de Freixenet y sus anuncios televisivos llenos de burbujas consiguieron hace décadas convertirse en un símbolo más de la Navidad, como los turrones El Almendro. El Corte Inglés se adjudicó la primavera y el verano es tiempo de cervezas: las campañas estacionales buscan hacerse un hueco en nuestro recuerdo.

Estrella Damm ha conseguido que sus anuncios suenen a verano. Desde hace tres años su posicionamiento  le vincula esencialmente con el territorio a la vez que  con una serie de valores identificativos con el consumidor. La fórmula de playas del mediterráneo donde gente joven y guapa se divierte ha calado.

Estrella adoptó este posicionamiento en 2009 de la mano de la agencia Villar-Rosás con Lo bueno nunca acaba si hay algo que te lo recuerda. Visto el buen funcionamiento del concepto y de la forma del spot, lo continuó en 2010 con A veces lo que buscas está tan cerca que cuesta verlo. Cierra ahora la serie con este A veces lo normal puede ser extraordinario en el que se incorporan nuevos elementos que procuran eludir su agotamiento: por un lado, la presencia de celebrities, con Adriá en el centro y la aparición sorpresa de Elena Anaya;  por otro,  la estrategia de difusión a través de los medios sociales.

El comercial tiene como banda sonora el tema I wish that I could see you soon de Herman Düne y transcurre en el restaurante el Bulli y en diferentes escenarios de la Costa Brava. Sus protagonistas se supone que son los becarios de Adriá, los aprendices de hechicero según Lisa Abend que ha recogido en un libro así titulado la experiencia de su estancia en el restaurante que acaba con la fiesta de despedida de la promoción Precisamente en torno a la que se desarrolla este spot.

En términos generales, las marcas de cerveza han sabido adaptarse a las restricciones que  les ha impuesto la legislación publicitaria desarrollando estrategias que han sabido combinar eficazmente diferentes formas de comunicación comercial, desde la publicitaria al patrocinio.

La marca Damm, con Estrella, es un buen ejemplo de esto. En los últimos años ha reforzado los vínculos con Cataluña, su comunidad, buscando la asociación de determinados valores identitarios a través sus acciones publicitarias y de patrocinio. Así puede entenderse el patrocino del FC Barcelona y el concepto mediterráneamente. En 2010, Damm invirtió más de 8 millones de euros en publicidad, según el Ranking de anunciantes de InfoAdex-Anuncios.

En las estrategias de comunicación de las diferentes marcas de cerveza se repite la asociación con el deporte (sobre todo fútbol) y con la comunidad. El binomio fútbol-cerveza es una realidad que se expresa en los estadios y en los bares y que tiene un reflejo muy claro en la comunicación de las marcas. La vinculación con la comunidad, señalando alguno de sus valores identitarios, da muy buenos resultados, sobre todo en los patrocinios deportivos y, también, en los sociales y en los culturales.

Otra que también sabe y suena a verano es Cruzcampo. Después de su exitoso patrocinio de la Roja durante 2010 con el Desafío Cruzcampo, ahora  se posiciona decididamente vinculándose  al sur con esta campaña de Contrapunto BBDO. Por que el sur no sólo es un lugar, es un estado mental que todos necesitamos para no perder el norte. No pierdas el Sur’ apela a valores emocionales reconocibles por todos los consumidores. Una campaña coherente de la cerveza del grupo Heineken que registró  una inversión en publicidad de más de 22 millones de euros en 2010 situándose como el primer anunciante del sector.

Mahou, por su parte,  invirtió en publicidad durante el último año más de 15 millones de euros, ocupando el segundo lugar del ranking de anunciantes de InfoAdex-Anuncios, para llevar a cabo una estrategia más compleja. La Sra. Rushmore ha creado para la marca un imaginario en el que se combinan el fútbol, la amistad y los buenos sentimientos. El patrocinio del Atlético de Madrid, la campaña de navidad protagonizada por Iker Casillas y la reciente campaña ‘O todos o ninguno’, coloquialmente el parado de Mahou, son algunas muestras de ello.

Otras marcas del grupo Mahou-San Miguel también se están dejando ver este verano con sus nuevas campañas. San Miguel acaba de lanzar su nueva campaña ‘La ciudad’, situándose como la ‘cerveza de un lugar llamado mundo’. La primera que SCPF ha lanzado para la marca. El spot es un videoclip de un tema de Delafé y las flores azules para la campaña. El vídeo hace un recorrido por distintas ciudades para transmitir uno de los valores de la marca: la internacionalidad. ‘Una cerveza para gente diversa, abierta, de distintos lugares y realidades’. En 2010, San Miguel invirtió 8,9 millones de euros en publicidad. Según Millán Berzosa, una campaña con un enfoque coincidente con el del último spot de Heineken ‘Abre tu mundo’: dos historias conectadas para ciudadanos del mundo.

Después de lo anterior ya va apeteciendo una cerveza ¿no les parece? Yo me tomaré una Alhambra, la cerveza del grupo Mahou-San Miguel que poco a poco va ocupando un espacio propio más allá de Granada donde desarrolla una importante actividad de patrocinios deportivos y culturales. El año pasado Alhambra invirtió en publicidad 1,7 millones de euros.

En fin ¡Feliz tiempo de cervezas!

Estándar
Actualidad

Así se escribe la historia (oficial)

El jueves 27 de mayo la Real Academia de la Historia presentaba en sociedad, ante los reyes y la ministra de cultura, Ángeles González Sinde, el primer y único diccionario biográfico español, que reúne 43.000 biografías de todos los españoles que son o han sido relevantes desde el siglo III a.c. hasta nuestros días.

Según afirmó el monarca en su intervención, el diccionario ‘se trata de una magnífica vía para acercar nuestros jóvenes a sus propias raíces’.

El diario Público hizo el trabajo que les corresponde a los medios en las sociedades democráticas de un modo ejemplar y, al día siguiente, desveló que no era oro todo lo que relucía. Más allá de lo anecdótico en lo que se entretuvieron los medios (3.500 euracos el coste de la obra, 50 volúmenes, 5.500 autores y no sé cuantos miles de páginas) revisó el contenido de la obra para denunciar que la historia oficial de la academía reflejada en el diccionario biográfico poco o nada tiene que ver con la historia real que hemos vivido el resto de ciudadanos. Como botón de muestra la biografía de Franco, pero también muchas otras realizadas desde criterios de afinidad en muchos casos, de proximidad en otros, de compromiso en algunos. Todas ellas sesgadas ideológicamente, hagiográficas las de su peña. En definitiva, lejos del rigor y del método que se le supone a cualquier actividad o disciplina científica.

Fascistas_Franco_HitlerLa obra es el resultado de 12 años de trabajo a la que se han dedicado  importantes recursos económicos contando con 6,4 millones de euros de subvenciones a través de las ayudas del Ministerio de Cultura. Es decir, dinero de todos los ciudadanos y ciudadanas que ha servido para avalar una visión de la historia que, en algunos casos, parece  justificar la intolerancia, el dogmatismo y la represión cuando no la barbarie. Una versión franquista y nacionalcatólica que merece formar parte de una historia universal de la infamia.

De toda esta  historia disparatada, en mi opinión, conviene destacar tres asuntos:

1. Cómo se justifican las subvenciones para este tipo de proyectos

Por lo visto, al peso. Sin el menor control de la calidad del trabajo. No se entiende que con el dinero de todos los contribuyentes se pueda financiar trabajos cuyos contenidos no sólo resulten socialmente controvertidos, sino que su metodología sea fácilmente cuestionable o sean contrarios a los valores y principios esenciales de la convivencia e, incluso, del sentido común.

2. La función y el papel social de academias y otras  altas instituciones de diverso tipo que viven al amparo del estado
La Real Academia de la Historia (RAH) es una de esas altas instituciones que ocupan casas señoriales o palacetes en la zona céntrica de la capital y de las que no suelen saberse grandes cosas. Está integrada fundamentalmente por hombres (sí, casi solo hombres) próceres de edad probecta y, se supone, de méritos académicos o científicos contrastables. Sin embargo, poco sabemos de sus actividades y, sobre todo, de su utilidad para la sociedad que la sostiene.

Pero, por lo que hemos podido saber estos días, por su composición y por sus modos de hacer, la RAH huele a rancio. Vive al margen de la sociedad española. Lejos de contribuir a la construcción de un relato histórico que se acerque a la verdad objetiva de los hechos y que no privilegie ninguna versión de los mismos ha elegido registrar en la principal iniciativa que ha llevado a cabo la versión franquista de la historia más reciente.

Mucho me temo que la RAH sea un botón de muestra del carácter de las grandes instituciones, academias y consejos que viven al al amparo del estado, de espaldas a la sociedad y ancladas en el pasado. Anacrónicas, endogámicas,  intocables sus laureados miembros. Opacas, incapaces de comunicar porque no tienen qué. Casi en su totalidad, lejos aún del siglo XXI.

3. Hay una historia oficial y una historia real

La historia oficial es la que escriben las academias y sus académicos, los historiadores insitucionales y oficiales, la que nos colocan en los manuales de historia y en los libros de texto.

Por eso siempre hay una cara  b de esta historia (gracias Juanjo @Bomarzo): la historia real . La historia real se escribe en las calles cada día, en las plazas,  en los portales, en la vida de las personas anónimas; se escribe en minúsculas, sin letra de molde. Una historia que registran modestos investigadores, historiadores, profesores universitarios que están al margen de la historia oficial, que hacen su tarea con honestidad y cuyos trabajos están condenados a la invisibilidad de ediciones menores.

En la historia oficial están los académicos, los especialistas institucionales que se entretienen en sus debates teóricos y semánticos para diluir la historia real ¿Franco era totalitario o autoritario?

La historia real se desarrolla en las desigualdades sociales, en la discriminación, en las costuras de una sociedad injusta. Está en el dolor y en la miseria, en los anhelos de los hombres y las mujeres sencillas. La historia real, seguramente, se puede rastrear en la Wikipedia.

La historia real está en las víctimas de la historia oficial.

Ya pueden imaginar cómo estarán registrando los historiadores oficiales el movimento del 15-M, la #spanishrevolution.

Quizás los historiadores oficiales, los académicos sepan todo esto, pero también saben que la historia oficial es una buena inversión para ellos y los suyos. Al fin y al cabo, escribiendo de ese modo la historia lograron acomodarse en sus poltronas.

Estándar