Extraña justicia

No es extraño que, con demasiada frecuencia, la justicia resulte incomprensible para la gente común. Hace unos días fue la sentencia del caso Marta del Castillo. En estos es el juicio al juez Garzón. En ambos casos los argumentos, las consideraciones que se mantienen y, finalmente, las justificaciones sólo resultan entendibles en términos de técnica jurídica, imposible hacerlo desde el sentido común.
De este modo, Garzón puede ser el primer condenado de la Gürtel de la misma manera que los desahuciados por el impago de sus hipotecas tienen que seguir pagando los créditos aunque hayan entregado sus casas.
Extraña justicia ésta.

——————————

Con los tiempos que corren es posible que esta entrada se convierta en un post circular, como aquel relato de Borges. Sí, también hablamos de ruinas.
El expresidente valenciano Francisco Camps y el acólito Ricky Costa han sido declarados no culpables por un jurado popular, una decisión tan ajena al sentido común, una vez más, como ajustada a la técnica jurídica al parecer. Camps y Costa se aprestan a relanzar sus carreras políticas aprovechando estos tiempos nuevos que se inician y en los que se precisarán buenos gestores, justos y honorables, como ellos, según ha dictado la justicia.
Y me temo que podríamos seguir con la circularidad de este texto en los días venideros. Próximamente otro expresidente, Jaume Matas, atenderá el veredicto de la justicia sobre alguna de sus actuaciones al frente del gobierno de Baleares. Y José Blanco. Y Carlos Fabra. Y el exdirector de empleo andaluz. Y Urdangarín. Y, también tantos ciudadanos y ciudadanas desahuciados de sus casas, arrojados de sus vidas. En fin…

[ITEM MÁS]

Ayer, 9 de febrero se hizo pública la sentencia adoptada por unanimidad por el Tribunal Supremo por la que se condena a Balatasar Garzón a 11 años de inhabilitación por su instrucción del caso Gürtel, uno de los mayores entramados de corrupción política de la España democrática.

Otra sentencia jurídicamente impecable, al parecer. Al margen de controversias, estamos de nuevo ante cuestiones de técnica jurídica que convierten los argumentos, en el sentido que sean, en un terreno resbaladizo, en espacio de opinión.

Insisto, no deja de causarme extrañeza que el primer condenado por esta trama de corrupción sea el juez instructor de la misma ¿No les parece?

Extraña justicia

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Actualidad

2 Respuestas a “Extraña justicia

  1. ¿Una vez más obsolescencia? Si las demás técnicas se actualizan parece que la jurídica no debería ser menos. Los ejemplos que pones, y tantos otros, seguro que se atienen a la ley, que no parece ser lo mismo que la justicia. Pero claro, formo parte de la gente común…

    Un saludo 🙂

    • O anacronismos. En mi opinión, se pone en evidencia, una vez más, la distancia entre la realidad social y la institucional, la brecha entre ambas realidades. No es extraño, por lo tanto, que sea cada vez más usual la desafección, la indiferencia o el distanciamiento de los ciudadanos de las instituciones. Queda por ver la capacidad de la llamada sociedad civil para dar respuestas alternativas y ser capaz de articular otras formas de participación en los asuntos comunes.

      Buen día, Isabel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s