Morir

No suelo leer, normalmente, a Rosa Montero por diversas razones que no vienen al caso. Hoy, sin embargo, me llamó la atención el titular de su columna: Morir. Habla de Aminetu Haidar y de su decisión de dejarse morir por dignidad. Su actitud está logrando, de algún modo, que las miradas de muchos de nosotros, de eso que antes se decía la opinión pública (no sé si en estos tiempos en red sigue teniendo sentido ese concepto de la comunicación de masas), de la política, de los medios de comunicación se dirijan al Sahara, sobre todo a los saharauis y a Tinduf, los campamentos de refugiados.

Visitar Tinduf, convivir dos o tres días nada más con una familia de refugiados marca profundamente con una herida que dibuja con trazos gruesos el Sahara en tu corazón.

Cuando llegué a la hammada busqué el cielo estrellado por ver si sentía lo que contaba Bowles de las noches del desierto y no vi nada más que estrellas lejanas y desamparo.

Volví con una vergüenza occidental de la que no he sabido, ni querido desprenderme.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo General

Una respuesta a “Morir

  1. Pingback: El Fin del Verano | cosasmias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s